viernes, enero 03, 2014

Historia del Servicio de Aseo en Viña del Mar (2): El Vertedero de El Salto

El primer vertedero municipal de Viña del Mar funcionó en la orilla del Estero Viña del Mar, al final del barrio El Salto. Fotografías de la época tomadas por Dn. Julio Lewin, Director del Departamento de Aseo en 1940 muestran de la operación.




Dn. Waldo Ceballos actual Director de Servicios del Ambiente del municipio, señala que en 1969 la Municipalidad  comienza a ocupar un sitio en Lajarilla como depósito de basura, recibiendo camiones recolectores del norte de la comuna. Luego, en 1971 la municipalidad construye una estación de transferencia en la calle Limache, a un costado del vertedero de El Salto, y adquiere tres cajas compactadoras móviles de 59 m3 que pueden cargar el contenido de 5 camiones recolectores (14 m3). Desde ese año, la basura del centro y sur de la comuna, se transfirió desde El Salto al nuevo vertedero de Lajarilla, transportando las cajas con un tractocamión (choco).

Este  vertedero de Lajarilla operó con el sistema de relleno sanitario, ocupando una máquina compactadora de relleno sanitario Trashmaster y un buldózer D6C que también fueron adquiridos en 1971.

Lamentablemente, la máquina Trashmaster quedó rápidamente fuera de uso por falta de repuestos, difíciles de adquirir en esos años, y la operación del relleno fue muy ineficiente, agotando la superficie de relleno original en una década. En 1980, se dejó de ocupar la estación de transferencia de El Salto y todos los camiones recolectores de la comuna se envían directamente a Lajarilla. En ese año también comienza un nuevo relleno ocupando la quebrada aledaña, proyectándose en un inicio ocupar la quebrada a todo lo largo. Sin embargo, luego de algunos años, la Armada reclama la propiedad de la mayor parte de la quebrada, al darse cuenta que el municipio había excedido los límites de su predio. Así continuó la operación hasta 2003, cuando se cierra el vertedero, comenzando el traslado de la basura de Viña del Mar al vertedero municipal de Valparaíso, El Molle.

Cuando en 2001 se construye el Troncal Sur, se excava parte del antiguo vertedero de El Salto, emergiendo los antiguos residuos ya degradados. El contratista rápidamente se deshizo de ellos, sin dar aviso a ninguna autoridad, por lo que se supone que el destino debe haber sido alguno de los rellenos de material de excavación. Posteriormente al construirse la estación de gas (citygate) de GasValpo, al final de la calle Limache, aparecen en los cortes de terreno los residuos del antiguo vertedero, como si fueran capas geológicas. El color del residuo era negro y sin olor, se distinguían pequeños residuos metálicos, medias de nylon, papeles de diario de la época y uno que otro zapato viejo. Todavía pueden verse los residuos bajo la vegetación que ha crecido abundante sobre el talud. 












1 comentario:

Alvaro Brignardello Valdivia dijo...

En la década del 80, posterior a la crisis del año 82 y coincidente con el periodo en que se implementó el PEM y el POJH, en el sector de Forestal Alto, se suspendió la recolección domiciliaria de los residuos sólidos, debiendo disponerse en hoyos de aproximadamente 2x2 metros de abertura y 3 metros de profundidad, excavados por las cuadrillas de ex cesantes. Los residuos se lanzaban a estos agujeros y diariamente, se supone, que con la tierra extraída se debían cubrir por capas. La municipalidad de Viña del Mar, con el gentil auspicio de la dictadura, construyo mini "rellenos sanitarios o in-sanitarios" en los barrios pobres de la ciudad, de seguro en una política de reducción de costos, que permitió mantener el servicio de recolección domiciliaria en los barrios acomodados y de clase media de aquellos años, mientras privaba a un sector de la población del servicio de aseo y en la pasada creaba focos de insalubridad que hoy yacen enterrados a espaldas de la ciudad bella.