viernes, mayo 13, 2016

Cruzar la Plaza

Plaza José Francisco Vergara, Viña del Mar
Saliendo de la Galería del Cine Arte cruzo a media cuadra hacia la plaza. Prefiero esperar que la calle se despeje de autos antes que llegar a la esquina. No es consiente y luego me cuestiono la acción. ¿Cuál es la atracción que ofrece cruzar la plaza? No se trata de ahorrar camino o tiempo. En ese sector las vueltas de las veredas interiores suman más metros que el largo de las aceras externas. El paso se hace más lento, voy encontrando jardineros, estudiantes que andan de cimarra, jugadores de cartas, un grupo de break dance y los árboles. Los grandes árboles de la plaza: ceibos, liquidámbars, magnolios y encinas, las palmas chilenas. El ánimo se reconforta. Pienso en el valor de estos árboles. Nos prestan muchos servicios. Tendré que escribir un artículo al respecto. Al terminar el recorrido por la plaza me despide la hilera de Celtis.

14 comentarios:

Edgardo Fagerström dijo...

algo sucede bajo el canopi frondoso, lo mismo sucede en las primeras cuadras de Libertad u 8 norte y no así en la cuarta etapa.

Gonzalof dijo...

A mi me pasan cosas cada vez que cruzó la plaza...es como volver a darse cuenta de su valor y su encanto. Mientras caminas hay mucho que ver..es como tratar de descifrar las personas los árboles ...Las luces y sombras..todo en un instante

Gerardo Leighton dijo...

Con el cambio climático los árboles de gran tamaño van a tener mayor valor aún, no hay nada mejor que caminar bajo la sombra de los árboles, comparto lo dicho

Anónimo dijo...

Haga un reportaje del parke natural gomez carreño po

Claudio Alvarado Solari dijo...

Muy cierto lo que acota Gerardo. Los grandes árboles son fundamentales, y aquí la labor del Departamento de Parques y Jardines debe ser potenciada.
Paciencia a los compañeros del parque natural de Gómez Carreño. Tengo pendiente el artículo.

Unknown dijo...

Interesarse por los parques es darle sentido a la ciudad, es darle sentido al bien público.
Estar por los parques (usarlos, defenderlos y proponerlos) es estar con lo público.
Lo público es la amalgama de la ciudad, el encuentro ciudadano, la tolerancia.

Domingo Faustino Sarmiento, al inaugurar uno de los grandes parques de Buenos Aires señalo "...Sólo en un parque todos son iguales". Forjo la Gran Ciudad.
Porque el parque también Educa.

Y si queremos "Puros Parques" es porque somos ciudadanos.
Puedo colocar casas y edificios en un parque.
Puedo colocar Industrias en un parque.
Puedo colocar colegios en un parque.
Hospitales, ...toda la ciudad en un parque.

..pero siempre que se haga con cuidado.

Cuidado del entorno, cuidando con la naturaleza que nos sostiene.

Cambiar el paradigma "La ciudad como soporte de las condiciones naturales", es lo único que hace viable un desarrollo urbano .


Plena simpatía por los que quieren y cuidan los parques porque están interesados por lo público, al cual debe someterse lo privado del cual todos formamos parte.

Francisca dijo...

¿Serán los mismo árboles que, hace muchos años atrás, se adornaban con ampolletas pintadas de colores para el 18 de Septiembre?

Adriana Cabrera Caamaño dijo...

Los parques y plazas de la ciudad y el barrio permiten sentirse parte de lo comun y disfrutar en compañia aun estando solos.
La plaza de Viña con sus frondosos y desnudos arboles al igual que los arboles de la av. Libertad y calle 8 Norte nos permiten disfrutar del paso de las estaciones ver ingravidas las hojas caer en otoño o disfrutar de la verdina primaveral. Admirar el contraste de las ramas desnudas de los celtic contra el cielo gris en invierno...
Que es lo comun,? creo que va mas alla del espacio, es sentirnos parte de la gran orquesta vital de existir como humanos rodeados de vida.
Una manera diferente de estar en ocio o de pasar, que no involucra consumir o comprar como en el mall.
Con la pérdida de las casas con jardin, de vivir en departamentos, lejos del suelo, cada vez, será mas importante el contar con espacios como, estos cerca de la residencia o del trabajo para poder habitar con calidad de vida, teniendo como referencia y testigos de la ciudad los añosos árboles que nos sobreviven y que sin duda han abrigado a nuestros ancestros como también lo harán con las generaciones por venir...

Claudio Alvarado Solari dijo...

Me alegra recibir los comentarios y ver que muchos aprecian y disfrutan de las plazas y parques urbanos.
Sobre las luces que recuerda Francisca, no recuerdo lo del 18 de septiembre, pero sí en los últimos años se iluminaba las plaza de Viña y sus árboles, junto a los árboles de Libertad y las palmeras de 1 Norte y Avenida Marina, para fin de año y enero. Salvo el último año en que falló la licitación.

Vero dijo...

Los árboles nos calman con el lento movimiento y el suave arrullo de sus ramas y hojas. La plaza nos acerca a personas con las que no solemos cruzarnos en la vida. Una plaza con grandes árboles es un tesoro en una ciudad tironeada por los intereses inmobiliarios que nos segregan cada vez más.

Danfuar dijo...

Después de tu comentario no dejo de pensar en los Ceibos que se encuentran en el perímetro de la plaza, dan cuenta del estado de "rotonda" que define a la plaza hoy y como las emisiones de los vehículos esta desgastando los troncos. Sin mencionar los accesos del los nuevos estacionamientos subterráneos
No es hora que el transporte publico pase por otro lugar que no sea la plaza.
me acorde los plátanos orientales de av. libertad, estarán sufriendo el mismo problema que los ceibos de la plaza de viña. Suerte que los arboles son mas pacientes


Patricio Moya dijo...

Ojala que estas reflecciones y la vista de estos arboles impacte a todos los profesionales de Asesoria Urbana, la DOM y la Secpla de Viña del Mar, quienes pueden hacer mucho por protegerlos y preservarlos.

Alvaro Brignardello Valdivia dijo...

Lamentablemente, como muchos servicios y bienes públicos en Viña del Mar, los árboles, las plazas y las avenidas están desigualmente distribuidas, cuidadas y mantenidas en la ciudad.

Claudio Alvarado Solari dijo...

El tema al que apunta Alvaro, la segregación de la ciudad, es uno de los conflictos urbanos que ha escalado en las últimas décadas. Es éste uno de los desafíos del siglo XXI, no solo en Chile sino en todo el orbe.